Aragón Iriarte, autor de Kodiak Bear, Premio Gran Angular 2017 (primera parte)

0
63

Por Héctor Medina Varalta

“Los oídos no pueden escuchar ni la lengua

 describir las torturas de ese infierno interior.”

Lord  Byron

En el marco de la Feria Internacional del Libro (FIL), el joven escritor Aragón Iriarte presentó su obra  Kodiak Bear, una novela sobre el espacio tiempo con personajes inquietantes y aventuras vertiginosas. Una extraordinaria narración de amor, amistad y sucesos inesperados que no da tregua al lector desde la primera línea. Soy Wess Dominintz y sufría de una depresión tan intensa que solo un evento extraordinario podía evitar que me suicidara. Ese evento ocurrió. Esta es mi historia-, así comienza la trama. Para que el lector aprecie un poco más de cerca de la depresión, asomémonos más de cerca para apreciarla desde un enfoque más humano y vivencial de parte de escritor de esta obra premiada con el Premio Gran Angular 2017.

Con el corazón en la mano

Kodiak Bear trata de un pintor adolescente de 17 años que padece una depresión, ansiedad e ideas suicidas; Wess Dominintz, el protagonista principal, se percata de que lo están vigilando y persiguiendo. Por lo tanto, se percata de que su problema se convirtió en un problema de paranoia. Más tarde, se da cuenta de que no es una paranoia, de que si lo están persiguiendo. En el transcurso de la novela va tratando de solucionar sus crisis de ansiedad y depresión.

Nuestro entrevistado confesó que a los 9 años padecía, lo que él llama, vértigo existencial porque se imaginaba qué iba a pasar después del tiempo, es decir, eran preguntas ontológicas y filosóficas de metafísica, pues, como todo niño curioso se preguntaba: “qué iba a pasar después de que el mundo se acabe”, esto lo ponía muy mal y padeció los primeros ataques de ansiedad. Por esa razón, Aragón Iriarte considera que también los niños padecen depresión y qué los padres del niño deben tomarlo muy en cuenta y atenderlo lo más pronto posible.

La literatura no tiene fronteras

Aunque el libro está diseñado para jóvenes de 15 años en adelante, además hay unos contextos algo difícil de entender para los niños, ya que son experiencias que los jóvenes viven y los niños no se pueden sentir identificados. El libro es una novela juvenil, pero también lo pueden leer los niños, ya que no aborda temas fuertes, sin embargo, hay experiencias que solo los jóvenes viven, y estos se van a sentir más identificados que los niños. No obstante, si un padre de familia quiere leerle la novela al niño, le puede ir explicando paso a paso lo que significan las experiencias que vive el personaje. La clasificación de la novela es juvenil. Algunos autores consideran que la literatura es una sola y que lo juvenil y literatura para adulto, únicamente los necesitan los publicistas y los mercadologos para venderlos a cierto sector de la población, pero la literatura en sí, no tiene fronteras.