Artistas buscan cuestionar y retratar la realidad a través de obra de teatro

0
255

Roxanna Gutiérrez Zepeda

 

Judgment on a gray Beach” es una obra de teatro experimental surrealista, basada en los libros de Franz Kafka, en las que diversos artistas trabajan desde hace unos meses y que será parte de la cartelera teatral en Nueva York, Estados Unidos, para este 2015
 
La actriz mexicana Ale Fips, quien es protagonista de esta obra, dijo que la manera en que la puesta en escena fue creada ha sido diferente a lo convencional, pues los actores no trabajan sobre un guión, ya que ésta no había sido escrita, simplemente se tenía una idea de lo que se quería decir y sobre eso, el equipo comenzó a trabajar:  “Empezamos a pintar sobre un lienzo blanco, cada actor creó su propio personaje en un tono realista y lo que la directora hizo fue tomar las situaciones que nosotros presentábamos por medio de improvisaciones y llevarlas al expresionismo, al no realismo, después comenzamos a crear las relaciones entre cada uno de los personajes y finalmente trabajar sobre el trazo”, apuntó.
 
De acuerdo con la actriz, la obra es una crítica al sistema político y social, sobre cómo la sociedad funciona y acepta casi todas las cosas o situaciones de la vida sin siquiera preguntarse por qué:  “Criticamos la falta de cuestionamiento que tenemos los seres humanos sobre todo lo que se nos han impuesto como sociedad y nos han dicho que así es, por ejemplo las leyes y como en ‘Judgment on a gray Beachel personaje principal K’ llega a una playa en la que existe un funcionamiento cotidiano con cada uno de los personajes, y se queda ahí porque ha sido informado que se iniciará un proceso en su contra por cargos que ni él mismo sabe cuáles son, todos ahí estamos prisioneros, funciona como un campo de concentración, pero nadie sabe de que se le acusa”, señaló Ale Fips
 
El primer espacio en donde se presentará esta obra, es “La MAMA ETC”, un renombrado teatro de Nueva York, lo que hace mucho más atractivo este proyecto. A partir del 6 de marzo de 2015 inicia la primera temporada.
 
Ale, nos habló sobre el objetivo y el mensaje que busca transmitir esta obra:  “Es plantear una situación que sucede desde hace mucho tiempo, Kafka lo observaba desde su juventud, la necesidad que tenemos como artistas de exponer algo que hasta la fecha sigue siendo igual y que sabemos no cambiará, pues eso rompería con lo que todos conocemos como sociedad, pero si tratamos de hacer una alusión de la vida diaria con estos personajes, ellos viven su cotidianidad en esa playa y todo el tiempo los observan. Hay una serie de reglas que hay que seguir. En la vida así es, estamos siendo observados todo el tiempo, cada movimiento, cada paso que damos. Me encantaría decir que es una obra para crear conciencia en las personas pero es un mismo ciclo, en el cual, aunque exista ese estado de conciencia la pregunta es ¿qué podemos hacer?, lo que queremos lograr es que el espectador se sienta identificado con los momentos que se presentan, lo grotesco y lo absurdo que tiene esta obra logra causar esa sensación.
 
La actriz señaló que en esta puesta en escena se observa una similitud con la situación de países como México: Está muy marcado el manejo político, el cansancio de la gente, el descaro y lo absurdo de como manejan las cosas, pero no solo de México, sino del resto de países en donde la política parece ser ‘buena’, en los que la gente está ‘tranquila’, como Suecia, Holanda o Suiza, donde sus habitantes aparentemente están viviendo bien, pero encerrados en una burbuja de realidad en la que el gobierno los apoya y la gente está bien con eso, pues no hay porque quejarse, para cuestionarse el ¿porque?, incluso muchos de ellos no comprenden o ni siquiera saben lo que vive el resto de la humanidad, conozco un amigo sueco que decía que el no entendía porque la gente exponía su vida tratando de cruzar la frontera de México a Estados Unidos y por más que le explicaba que es gente que tiene un grado de desesperación tal porque no tiene trabajo ni con qué comer o alimentar a su familia, que no tienen nada que perder, el insistía que era suicida hacerlo, que no había necesidad, porque él jamás va a comprender cuál es la situación, lo que se vive fuera de su normalidad, lo que él conoce como cotidiano”, señaló.