Melkart: en sus pinceles vive el nuevo Muralismo Mexicano

0
100

Con obra en países europeos, asiáticos, en Estados Unidos este pintor jalisciense se ha ido ganando su lugar y reconocimiento como uno de los cinco muralistas de mayor trascendencia en México

Por Mario Díaz (El Master)

Homero Regla mejor conocido como “Melkart” formado en las aulas de la escuela de Artes Plásticas de la Universidad de Guadalajara, se considera un pintor-muralista, aunque es más su obra en caballete para fortuna de sus seguidores, su preparación siempre ha sido ser parte de esta estirpe mexicana de grandes muralistas.

Él mismo se reconoce como tal “me desenvuelvo mucho mejor como muralista en donde destaco más”, afirma el artista quien enumera que algunos de sus murales (transportables) han ido a Estados Unidos, Alaska, Canadá, España, Francia.

“Pero insitum he pintado en Italia, España, Grecia, Japón, Corea de Sur, Londres, países donde también he expuesto varias exposiciones de obra de caballete”.

Siendo de Guadalajara tuvo la oportunidad de visitar de la mano de su madre el Hospicio Cabañas en donde quedó plena y gratamente maravillado con la obra de Clemente Orozco, fue ahí, en ese preciso momento que Homero Regla que quedó marcado en su destino, “supe que me quería dedicar al muralismo, fuimos a conocer el Cabañas la llamada Capilla Sixtina de Guadalajara, y quedé absorto con lo que pude observar, con estas miras me preparé para esta pasión”.

Recuerda que con el paso del tiempo y ya en calidad de estudiante, “desde el principio se me hizo muy romántico la idea del pintor en una buhardilla en un lugar pequeño, siendo pobre, teniendo una modelo desnuda y una botella de vino a un lado, era lo que idealizaba. Desde muy joven me ha encantado la figura humana, es el método para explicar las cosas, exponer cualquier emoción en donde puedes encontrar paisajismo, texturas, formas abstractas, hay todo lo que quieras”.

Escorzo

Homero Regla aclara que antes se le consideró al muralismo mexicano a las imágenes donde se podían observar hombres campesinos, mujeres indígenas y sin estos elementos se creía que se perdía esta vena mexicana, sin embargo descubrió que es el uso de la técnica del escorzo (Representación de una figura situada oblicua o perpendicularmente al plano del papel o lienzo sobre el que se pinta, que se logra acortando sus líneas de acuerdo con las reglas de la perspectiva.) lo que le da este sentimiento y al muralismo mexicano que no cualquiera domina.

“El muralismo es para sexto de dificultad y el escorzo son palabras mayores dentro del muralismo, muchos fracasan tratando de hacer un pie enorme y un gran tubo como pierna que une al cuerpo se ve muy raro, para esto primero tienes que conocer la anatomía. Se dejó de hacer muralismo porque se convirtió en algo muy panfletario, luego involucionó en los años 70s es un estilo muy naif, ingenuo, infantil si se compara con la obra de David Alfaro Siqueiros que es de una lectura muy complicada y revolucionaria”.

Melkart estará partiendo próximamente a Cuba en donde fue invitado a participar en la Bienal de este país el próximo 27 de abril, posteriormente estará viajando de nueva cuenta a Italia cuna de la plástica en donde ya cuentan con tres murales de su obra a participar en un encuentro de muralistas, también pondrá rumbo hacia Japón y Alemania.