Redacción

Luego de cinco días de arduo trabajo, el taller que reunió a 20 niñas y niños de la Casa Hogar Villas Miravalle culminó con una emotiva puesta en escena, que se llevó a cabo esta tarde ante una nutrida audiencia, en la Sala 3 del Conjunto Santander de Artes Escénicas, esto en el marco de Despertares Impulsa, que ayer concluyó actividades.

Las sesiones interactivas sobre actuación teatral, cinematográfica y musical, impartidas por Giovanna Reynaud, mostraron los resultados en escena. “Este es el resultado del taller… de toda una semana de trabajo. Estamos muy felices porque, más allá de que ver un gran avance en ellos, artísticamente, lo vimos como personas, aprendimos a ser amigos, a perdonarnos, a ser familia”, expresó Reynaud, para luego agradecer tanto a Isaac Hernández como a la Secretaría de Cultura de Jalisco.

Por su parte, la Secretaria de Cultura, Giovana Jaspersen, quien asistió a algunos de los ensayos de los chicos, expresó su agradecimiento. “Gracias a todos los que hicieron posible esto. Estuvimos tratando de acompañarlos en los ensayos, y vimos todas las posibilidades que se podían abrir cuando uno está en el escenario, porque tiene canales de libertad para hacer cosas que no hacemos en el cotidiano, y estas pueden transformar nuestros días, y también el mañana”.

La historia, que se centró en las problemáticas cotidianas de una escuela, abordó la fortaleza que significan las diferencias y el poder del perdón, así como el enfrentar los miedos y superar las inseguridades.

Los aplausos, al final, se escucharon con gran fuerza y sumaron emotividad al montaje musical, fue tal la emoción, que una de las chicas que participó en la puesta, no pudo contener el llanto. Los aplausos, se escucharon de nuevo.