Redacción

La Escuela de Conservación y Restauración de Occidente (ECRO) y el Ayuntamiento de Jesús María, Jalisco, firmaron un convenio general de colaboración, y uno de los primeros acuerdos es la restauración de la pintura mural del Templo parroquial de dicho Municipio, acción que suma a uno de los ejes del Proyecto de Cultura 18.24, que tiene ver con la descentralización.

Durante tres semanas, los profesores y alumnos del Seminario-Taller de Restauración (STR) de Pintura Mural de la ECRO trabajaron el proyecto de conservación y restauración de la pintura mural de la cúpula del templo en la modalidad de práctica de campo.

La construcción de la Parroquia de Jesús María data de 1906. Se estima que la pintura mural que actualmente decora su cúpula (erigida en el periodo de 1914-1915) es posterior a 1930.

Se trata de una obra atribuida al pintor jalostotitlense Rosalío González (1892-1958), artista reconocido por sus obras murales, que se conservan en sedes como la parroquia de Lagos de Moreno y el templo de la Merced en Guadalajara, Jalisco, por mencionar sólo algunas.

La obra mural de la cúpula está dividida en ocho gajos. Aunque se encuentran estable estructuralmente, presentaba algunos problemas de conservación tales como faltantes y pulverulencia, provocados por filtraciones de humedad pluvial.

Los participantes en este proyecto son los profesores del STR de Pintura Mural, la Arq. Mara Esthela Pimienta Sosa y Gustavo Alemán Castañeda, junto con el Arqueólogo Xavier Rousseau Renevier y Diana Quintero González y el grupo de 19 alumnos que conforman el cuarto semestre de la Licenciatura en Restauración de Bienes Muebles de La ECRO.