Redacción

Guadalajara oficializó su intención de ser la Capital Mundial del Libro en 2022 y así convertirse en la primera ciudad mexicana y la tercera ciudad latinoamericana en obtener esta distinción, reconocimiento que otorga la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y Cultura (UNESCO) desde el año 2001. 


La Secretaria de Cultura, Giovana Jaspersen García, acompañó al alcalde tapatío, Ismael Del Toro Castro, en evento donde virtualmente estuvieron también el Presidente de la Feria Internacional del Libro, Raúl Padilla López; la Directora de la Feria Internacional del Libro, Marisol Schultz; el Presidente de Coparmex Jalisco, Carlos Villaseñor Franco; el Secretario de Educación Jalisco, Juan Carlos Flores Miramontes; el Presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, Alfonso Hernández Barrón; la Secretaria de Participación Ciudadana de Jalisco, Margarita Sierra, y el Coordinador de Construcción de Comunidad, Mario Castellanos, así como representantes de la iniciativa privada y la academia. 


Ser Capital Mundial del Libro es un reconocimiento a la calidad de los programas para la difusión del libro, fomento a la lectura e industria editorial de una ciudad en particular. 


Con esta distinción se pretende posicionar al libro, la lectura y la escritura, como medios para que la ciudadanía recupere el espacio público en la ciudad; hacer del libro un recurso para la vinculación y cohesión social; fortalecer la identidad en los barrios y colonias de La Ciudad a través de la lectura y escritura. 


Entre las fortalezas que tiene Guadalajara para aspirar a esta distinción figuran su reconocimiento como Capital Cultural y Económica del Occidente del País, Cuna de Talentos Creadores, Desarrolladores, Artistas, Empresarios y Académicos, y sede de la Feria Internacional del Libro más importante de habla hispana y la segunda en importancia en el mundo. 


Además de otras ferias como la Municipal del Libro, que data de 1969, la Feria del Libro Usado y Antiguo (2010) y el trabajo que realiza el municipio para fomentar la lectura en las colonias y barrios. 


Algunas ciudades que han portado esta distinción son: Madrid, Alejandría, Nueva Delhi, Atenas, Bangkok, Beirut, Buenos Aires, Bogotá, Montreal y Turín, entre otras.