Gabriela Godínez García

Le Coq á Poil es un negocio que surgió en un momento importante de la vida de su dueño y creador del concepto de los wafles que venden en este sitio, el cual ya tiene quince años y cada cliente que ha pasado por ahí ha marcado la historia del mismo, pues se han convertido en su mayor publicidad, indicó Antoane, dueño de este lugar.

Señaló que todo empezó al haber encontrado en un bazar una waflera antigua de metal, lo cual le recordó su país Bélgica, donde el wafle es muy común como en nuestro país los puestos de tacos, regresando a su casa cocinó para IMG_0875su esposa lo que provoco que su primer hija naciera y de ahí la idea de hacerlo como negocio.

Lo que mas le gusta de su trabajo es el contacto con las personas, al hacerse el contacto mas personal, donde cuando recibe un cumplido de lo que se vende le hacen el día, por lo que considera que es importante que el dueño no se aleje del negocio, puesto que las ventas pueden bajar.

Añadió que cuenta con un muy buen equipo de trabajo, en el que se encuentra su cuñado quien sabe hacer tanto las crepas como los wafles igual que él, habiendo pasado en estos 15 años muchas personas que han hecho que el clima del lugar sea agradable por el trato que se les da a los clientes, que es un plus al sabor tanto de los wafles como de las crepas, que invitan a que se regrese al sitio.

Actualmente está de moda la carrera de gastronomía, lo cual considera importante, pues existe el interés de la gente en lo que come, recordó que en México se come mucho en la calle y  si se eleva la calidad de lo que come, sin embargo por una promesa que le hizo a su esposa de no revelar la receta de lo que venden.

Su profesión es escritor, sin embargo se dio cuenta que es muy complicado ganar de ello, por lo que este negocio representa una manera de ganar para cumplir con las obligaciones con su familia, sin ser una ambición para él.

En Le Coq á Poil, podrán encontrar 7 tipos de guisos como salmón, champiñones, pollo y chile poblano,IMG_0870 vegetariana con flor de calabaza fresca, ranchera, jamón, queso roquefort, siendo 25 tipos de crepas saladas y 10 dulces con nieve, manzanas, plátano, azúcar belga, remolacha, chongos zamoranos, entre otros.

También hay wafles originales de este sitio, donde inventó algunas incluyen ingredientes mexicanos como la biznaga, también hay de tres chocolates que es el mas popular del lugar, así como los naturales.

Por lo que recomienda comer una crepa salada o dulce y como postre un wafle, donde las mas conocidas en cuanto crepas son la poblana y la parisina así como la de flor de calabaza y el wafle supreme el cual a la vista es muy agradable.

Los precios son económicos ya que le gusta tener como clientes personas que disfruten tanto de la comida como del lugar, además de que podrán encontrar exposiciones de artistas urbanos, donde casi siempre son de fotografías

Antoane ha publicado 8 libros entre novelas, cuentos y poesías.

[box] Su ubicación es en Constancio Hernández Alvirde antes Escorza, entre Pedro Moreno y Morelos, colonia Americana, muy cerca de la Rectoría de la Universidad de Guadalajara y el Templo Expiatorio[/box]