Roxanna Nayelli Gutiérrez 

 

Nacida en Francia, pero radicada en México, la artista Anne Pivrón se manifiesta complacida del relanzamiento de la relación entre ambas naciones, sobre todo porque albergan un importante legado cultural que merece ser compartido, y en ese marco, se alista para presentar su exposición: “Ojos que ven”.

La pintora comparte que hace poco más de 20 años llegó a México con el objetivo de estudiar el sistema sociopolítico mexicano, no obstante, esto fue determinante en su vida, pues quedó “atrapada” por los paisajes, la naturaleza, la alegría y el colorido mexicano, con una obra que será inaugurada el próximo sábado 10 de agosto, teniendo como marco la galeria X espacio de arte, en la ciudad de México.

“Había tenido contacto con diversas manifestaciones artísticas, pero cuando llego a México me inspiro tanto, que doy un giro en mi vida y comienzo a pintar todo eso que observaba, digamos que mi pintura es un tributo a México,  me encantó tanto, que desde ese entonces radico aquí”, expresa la artista.

Por esa convergencia que lleva entre Francia y México, la artista celebró que recientemente se anunciara el relanzamiento de la relación bilateral, pues dejar de hacer ese intercambio cultural es lamentable para ambas naciones, por lo que ahora tiene un aliciente más para presentar su próxima exposición.

Colores vivos que se combinan y parecieran hablar a través de expresiones como la naturaleza, la arqueología y la vida cotidiana de México, son la esencia de la obra de esta artista, quien reitera: “Lo mexicano ha sido una de las fuentes principales de mi inspiración”.

A más de 20 años de distancia, considera un regalo de la vida haber llegado a México, país donde reside y del que se naturalizó, por lo que ahora ofrece su exposición “Ojos que ven”, que es una especie de libreto de lo que ha observado a lo largo de los años y un gran tributo a lo mexicano.