Redacción

El 1 de noviembre de 1948 entró en funciones la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Guadalajara (UdeG), que en su momento implicó un reto para una Guadalajara que aspiraba a la modernidad.

Tras 74 años, la sede de esa escuela es hoy el Centro Universitario de Arte, Arquitectura y Diseño (CUAAD), campus Huentitán, de donde han egresado profesionales que han impactado en Jalisco y el resto de México, e incluso al mundo. Uno de los más notables es el primer egresado de arquitectura: el tapatío Gabriel Chávez de la Mora.

Como parte de las actividades del 74 aniversario de la Enseñanza de la Arquitectura en la UdeG, este martes por la mañana se realizó una serie de charlas sobre el legado de esta escuela; la primera estuvo enfocada en la vida y obra de dicho arquitecto.

En el auditorio Ignacio Díaz Morales del CUAAD, campus Huentitán, estudiantes y académicos se reunieron para recordar las grandes creaciones arquitectónicas, mobiliarias, pictóricas, e incluso tipográficas que han aportado al imaginario de la liturgia católico-mexicana, por parte del también fraile benedictino.

El arquitecto Luis Miguel Argüelles Alcalá, especialista en arte y arquitectura sacra en México, recordó que Chávez de la Mora (primer egresado de la carrera en la UdeG y nacido en 1929) pudo combinar su formación como arquitecto con su segunda vocación: monje benedictino.

Recordó que con Pedro Ramírez Vázquez colaboró en la manufactura de las medallas de los Juegos Olímpicos de 1968; en la creación de la Basílica de Guadalupe de la Ciudad de México y en la Capilla de Guadalupe de la cripta de San Pedro, en El Vaticano.

Otras obras que el fraile y arquitecto ha hecho son la Catedral de Cuernavaca; también el gran águila de la Plaza de la Bandera, en el Sector Reforma de Guadalajara (tras haber ganado el concurso de su creación cuando apenas era estudiante).

Indicó que la arquitectura también llevó al tapatío a involucrarse en el diseño y la creación de mobiliario, vitrales, tipografías, imagen corporativa, pintura y escultura, creando un lenguaje colectivo del arte sacro en el país. “Ha creado un lenguaje tan propio que constituye un lenguaje ya identificable de la liturgia”, recalcó el especialista en arte sacro

El primer titulado de arquitectura de la UdeG también es creador de la tipografía que lleva su nombre: “Fray Gabriel Chávez de la Mora”, que se puede apreciar en documentos parroquiales, panfletos, libros o leyendas al interior de templos católicos.

También ha hecho pinturas como El bautizo de Jesús (2013) y El Espíritu Santo (2014).

“Su obra muestra utilidad, solidez y belleza, pero partiendo siempre del hombre y la mujer, generando espacios en relación con la comunidad, con vocación artística y trascendente. Él busca trabajar en equipo con despachos donde se circunscriben las obras que crea, es así como algunos hemos tenido la fortuna de aprender y trabajar con él de manera más cercana”, dijo Argüelles Alcalá.

La Vicepresidenta del capítulo Guadalajara de la Academia Nacional de Arquitectura, Lilian Ponce Gutiérrez, indicó que tuvo la fortuna de aprender de Chávez de la Mora, quien también ocupó la presidencia de dicha academia; él fue el primero.

“El arquitecto nos ha dado la oportunidad de aprender de su entrega y capacidad de reflexión, y ese don para convertirlo en obras de arte con calidad y calidez humana inigualable”, dijo.

Ponce Gutiérrez abundó sobre la muestra fotográfica Una mirada, que se instaló al interior del auditorio Ignacio Díaz Morales y que está a cargo del artista visual David Martín del Campo, también egresado del CUAAD.

En las 50 fotografías se muestran los interiores de las edificaciones de Chávez de la Mora, así como los detalles de su obra plástica que se distribuye a lo largo del país.

La especialista recordó que la exposición Una mirada ya se ha presentado en sitios como el Centro Universitario de los Altos (CUAltos), el Museo de Arte Raúl Anguiano, la Escuela de Arquitectura y Artes (Esarq), el Exconvento del Carmen y la Capilla de San Antonio, en Hermosillo, entre otros puntos.

Recordaron que este 9 de noviembre, en el Paraninfo Enrique Díaz de León, a las 12:00 h. la UdeG le entregará el Doctorado Honoris causa a Chávez de la Mora, por sus contribuciones al legado arquitectónico, artístico y cultural en México; a donde él acudirá proveniente de su residencia en Cuernavaca, Morelos.

Recientemente Chávez de la Mora obtuvo el Premio ArpaFil de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara 2022 y el Premio Nacional de Arquitectura 2020, por parte del gobierno de México.