Redacción

La Preparatoria de Tonalá Norte, de la Universidad de Guadalajara (UdeG), fue reconocida como Escuela Promotora de la Salud por parte de la Secretaría de Salud Jalisco (SSJ), tras implementar estrategias para asegurar una buena nutrición y el bienestar mental de sus más de tres mil estudiantes.

 En una sencilla ceremonia realizada este martes, el Rector General de la UdeG, Ricardo Villanueva Lomelí, declaró que el trabajo que realiza esta preparatoria es más importante que nunca en una época en la que una pandemia amenaza a todo el mundo.

 Recordó que la mayoría de las muertes por el COVID-19 en México son resultado de comorbilidades como diabetes, hipertensión, sobrepeso y obesidad provocados por hábitos poco saludables entre la población, como una mala nutrición y el sedentarismo.

 “La preparatoria está poniendo un ejemplo de lo que deberíamos de hacer en toda la Universidad. Estamos viviendo una tragedia a nivel mundial, con muertes innecesarias por obesidad o padecimientos previos a este virus, y tenemos que aprender de eso. En esta preparatoria están haciendo lo correcto y marcando el rumbo de lo que sigue”, declaró.

 

Dijo que las escuelas y planteles universitarios son más que un edificio, y que deben de preocuparse por dar una educación formal, pero también enseñar hábitos para la vida.

 

Resaltó que el trabajo para asegurar la salud mental de los jóvenes debe de ser una de las prioridades para 2021, pues será una de los principales problemas a los que la Universidad deberá enfrentarse en la llamada “nueva normalidad” y como esultado del aislamiento y la crisis económica.

 

El Director de la preparatoria, maestro Alberto Gutiérrez Gómez, dijo que este proyecto inició con la convicción de que una mala salud inhibe el aprendizaje, y que 36 por ciento de la incidencia de sobrepeso y obesidad en México se da entre jóvenes de 12 a 19 años, un sector muy susceptible de sufrir depresión. 

 

Explicó que la certificación es otorgada por la SSJ y es la primera que se da a un plantel de bachillerato del municipio de Tonalá.

 

“Es uno de los grandes aciertos que hemos tenido, y no dudamos en trabajar para ello. La forma de ayudar a los jóvenes es poner a su alcance todas las herramientas posibles a las que puedan tener acceso para mejorar su estilo de vida, y perfilándolos al logro de hábitos para una vida sana”, indicó.

 

María de los los Ángeles Huerta González, promotora de salud, explicó que el objetivo de la estrategia es que los estudiantes desarrollen competencias para mantener una vida saludable, e involucrarlos para que mejoren su estilo de vida.

 

Detalló que el proyecto inició en el calendario escolar 2019-B con el apoyo de pasantes de la licenciatura en Nutrición del Centro Universitario de Tonalá, y realizaron 15 mil 600 detecciones de diferentes problemas de salud física, mental, auditiva, visual y bucal.

 

Además, fueron realizados talleres de nutrición, prevención de embarazo, de la violencia en el embarazo, acoso escolar, entre otros temas, además de campañas de vacunación y distribución de preservativos.