El reto más grande para los próximos años en la Universidad de Guadalajara (UdeG) es lograr un balance entre la calidad de la educación y la cantidad de alumnos que atiende en toda la Red Universitaria, afirmó el Rector General electo de esta Casa de Estudio, Ricardo Villanueva Lomelí, durante su participación en el panel “La calidad educativa en la educación media superior”, realizado este lunes 25 de marzo en la Preparatoria 9.
“Hacer el equilibro entre calidad y cantidad es un gran reto que tenemos. En el último sexenio esta Universidad abrió 44 mil nuevos espacios en educación media y superior. Para que se den una idea del tamaño, 23 universidades en el país tienen menos estudiantes que lo que nosotros aumentamos, eso es un gran logro y es lo que más se nos exige: abrir espacios en las aulas, y aun así no nos alcanza”, informó.
Ante académicos y alumnos afirmó que, en los próximos seis años, buscará “reducir las asimetrías” que hay entre las preparatorias y los centros universitarios, pues las condiciones en la educación superior “son mejores”, sobre todo en materia de infraestructura.
“Tenemos que reducir asimetrías en todos los sentidos. Debemos seguir creciendo, pero con justicia, con equilibrio. No se puede pensar en las necesidades de cuarto nivel en unas escuelas, cuando en otras no están resueltas las del primer nivel, y eso significa que el presupuesto 2020 tiene que reflejar con sensibilidad este problema”, subrayó.
Agregó que la UdeG debe de prepararse para cambiar y entender que los jóvenes que ahora están en sus aulas de bachillerato se dedicarán a empleos que hasta ahora no existen.
“Hoy es más importante aprender a aprender, a discernir entre la gran cantidad de información que hay, y eso requiere que esta Universidad se convierta en una universidad flexible, no que sólo expida títulos”, recalcó.
En el panel realizado en la Preparatoria 9, plantel que ostenta el Nivel I en el Padrón de Calidad del Sistema Nacional de Educación Media Superior, el Exrector de la UdeG y Procurador de Desarrollo Urbano del Estado, José Trinidad Padilla López, dijo que es importante que el sistema educativo tenga en cuenta las diferencias que hay entre los estudiantes en cuanto a sus maneras de aprender.
Aseguró que hay una especie de currícula oculta que es tan importante como el plan formal de estudios, que implica que las instituciones estén en condiciones para permitir la interacción entre los jóvenes con los docentes capacitados para el nuevo modelo educativo; así como financiamiento, tecnología e infraestructura adecuada para poder atender correctamente los retos que plantea la realidad que vive el mundo.
Padilla López afirmó que hay factores que favorecen la calidad educativa, que es la preparación de los docentes y su capacidad pedagógica para ser verdaderos orientadores; que tengan herramientas para la construcción de conocimientos innovadores; que haya una eficiente organización y gestión del conocimiento; así como la administración de los procesos en un ambiente de aprendizaje, además de un financiamiento suficiente.
Por: Mariana González