Redacción

El modelo de competencias educativas, la defensa de la dignidad, la cultura de paz y desmantelar la corrupción y la impunidad, ruta orientadora para la comunidad estudiantil

  • El titular de la CEDHJ participó en jornadas de actualización del Sistema de Educación Media Superior

La CEDHJ participó en las Jornadas de Formación y Actualización de Orientadores Educativos y Tutores del Sistema de Educación Media Superior (SEMS) de la Universidad de Guadalajara.

Dentro de esta actividad se desarrolló la mesa de diálogo “Educar para Trascender”, en la que participó el titular de la defensoría pública de derechos humanos, Alfonso Hernández Barrón, al lado de Sandra Heidi Wacklein López, directora del Colegio Inglés Hidalgo, y del académico e investigador del ITESO, Francisco Javier Escobedo Conde, sj. Fungió como moderadora Verónica Patricia Fernández Serrano.

En este panel se analizó el contexto actual en el que se desarrolla la comunidad estudiantil, sus valores, sus perspectivas y visión de la vida. Se habló de desmantelar la corrupción, la impunidad y el analfabetismo emocional, además de promover la cultura de la paz, la no violencia, y la coherencia entre el pensar, el sentir y el actuar.

Hernández Barrón expuso que la persona moral e íntegra va cediendo terreno a la persona comercial, limitada a los aspectos materiales, y que esto se refleja en las nuevas generaciones. “Nos encontramos que muchos jóvenes, resultado del imaginario colectivo, considera la violencia y el crimen como una opción de vida”, por lo que llamó a revertir esa perspectiva entre las y los jóvenes.

Destacó que el modelo educativo de competencias es la mejor ruta para formar a la comunidad estudiantil y que debe fortalecerse con un enfoque de derechos humanos que coloque en el centro el reconocimiento y respeto a la dignidad de las personas.

Los ponentes hablaron de las fortalezas de la comunidad estudiantil, de la necesidad de hablar de paz y esperanza, sin lo cual no puede existir una verdadera orientación; la ecología emocional, la salud mental, la necesidad de diálogo y un trato entre iguales; es decir, de manera fraternal.

Lilia Margarita Lomelí Urquieta, directora de la escuela preparatoria 18, dijo en su mensaje que la actividad tutorial y la orientación educativa son la base para el desarrollo integral de los alumnos dentro de la educación media superior.

Celebró la presencia de expertos en educación y en derechos humanos, porque se requiere acompañar a los estudiantes en el desarrollo humano, la orientación académica y vocacional, así como familiar. Añadió que “las jornadas representan una excelente oportunidad para capacitarnos en aspectos fundamentales que nos lleven a ofrecer servicios de calidad, acordes a las necesidades de nuestros alumnos.”

            Karen Isabel Escamilla Galindo, coordinadora de Apoyos Académicos del SEMS, explicó que las jornadas abren un espacio de convivencia, de fortalecimiento y actualización, compartir experiencias y buenas prácticas en el marco del trabajo de los orientadores, tutores y jefes de servicio educativo.

Las jornadas son integradas por un panel de expertos, en el que participó el presidente de la CEDHJ; cuatro charlas académicas, siete talleres sobre orientación vocacional, prevención de adicciones, estrategias de aprendizaje desde la orientación académica, acciones y estrategias para la prevención del suicidio, manejo de emoción y de información, y protección de datos personales del alumnado.

César Antonio Barba Delgadillo, director general del SEMS, dijo que espera que de estas jornadas surjan estrategias innovadoras que sigan ayudando a una de las “tareas más relevantes en nuestro quehacer cotidiano, que es abatir la deserción, que los presentes sean los mejores salvavidas de nuestras escuelas”.

“Hoy en día, los estudiantes tienen pocas opciones fuera de nuestras aulas, fuera de nuestras instalaciones”. Dijo que una intervención a tiempo puede salvar a algún miembro de la comunidad estudiantil, y resaltó sobre el alumnado: “Hoy, si no están en nuestras escuelas, si no están en nuestras aulas, desafortunadamente, en la mayoría de los casos están en las filas de la delincuencia, del crimen organizado. Desafortunadamente, están inmiscuidos en temas de drogadicción, alcoholismo. Lo que se va a tratar en estas jornadas es muy relevante, no solo para la Universidad de Guadalajara, sino para la sociedad en general.”

En la inauguración estuvo presente Ernesto Herrera Cárdenas, secretario académico del SEMS, directores de preparatorias de la Universidad de Guadalajara, orientadores educativos y tutores del sistema.