Redacción

  • Existen algunos medicamentos que pueden encubrir la enfermedad y derivar en complicaciones graves.
  • Mantenerse bien hidratado y bajo control y observación de síntomas, es fundamental.

Es temporada de lluvias y los casos de dengue repuntan, pues la combinación de agua y humedad hacen propicia la reproducción del mosco Aedes aegypti. Este zancudo es el único responsable de transmitir esta enfermedad viral, pues no se contagia de persona a persona. Por ello, eliminar los criaderos es la mejor forma de evitar este padecimiento.

El dengue es una infección viral. Los síntomas comienzan entre cuatro y siete días después de que una persona es picada por un mosquito infectado: fiebre, dolor muscular, dolor articular, dolor de cabeza intenso y dolor detrás de los ojos.

Después de la etapa febril, que dura entre 3 y 5 días, es común la presencia de ronchas rojizas sobre todo en brazos y piernas que causan comezón y marca el inicio de la etapa crítica.

Es importante mencionar que durante este cuadro denominado “dengue no grave”, existe la posibilidad de que la infección evolucione a un “dengue con signos de alarma”. Entonces se presentan náuseas, vómito persistente, dolor abdominal intenso, diarrea, edema generalizado, y/o dificultad para respirar. También puede evolucionar a “dengue grave”, el cual causa daño a órganos como hígado, corazón, riñón y pulmón, principalmente.

Ante la presencia de síntomas de dengue, la Secretaría de Salud Jalisco invita a la población a no automedicarse, ya que puede encubrirse el cuadro y derivar en complicaciones. Lo más recomendable es acudir a su unidad médica más cercana para que sea un profesional de la salud quien le atienda.

Una vez establecido el diagnóstico pueden controlarse los síntomas y evitar complicaciones, es aconsejable el reposo en casa, y mantenerse bien hidratado; así como seguir las siguientes recomendaciones:

  • Evite automedicarse.
  • Ante la presencia de los primeros síntomas acuda a una unidad de médica para recibir atención profesional.
  • Consuma abundantes líquidos (al menos 2 litros de vida suero oral por día, más el agua de uso).
  • Durante la etapa febril, el paciente debe permanecer dentro de un pabellón para evitar que sea picado por moscos que luego transmitan el virus al picar a otra persona.
  • Colocar mosquiteros en puertas y ventanas.
  • Aun cuando no presente síntomas utilizar preferentemente camisa de manga larga y pantalón tratando de dejar la menor superficie corporal descubierta. Además de uso de repelente.
  • Hacer una revisión por semana en casa buscando criaderos potenciales y eliminándolos para que dejen de generarse moscos transmisores.
  • Para eliminar criaderos siga la estrategia de lava, tapa, voltea y tira. Se considera criadero a todo recipiente que pueda contener agua limpia desde una corcholata, floreros, plantas acuáticas, tinacos, aljibes, etcétera.
  • En el caso de floreros y piletas, además de vaciarlos cada tercer día, es importante tallar sus bordes para eliminar los huevecillos adheridos al recipiente.

El control del dengue no se logrará con la aplicación de fumigantes -cuyo efecto es limitado en tiempo-, sino con la eliminación de criaderos de mosquitos, para lo cual es necesaria la participación de todas y todos.

10 cosas que deberías saber sobre el mosquito Aedes aegypti.

1) Es un mosquito urbano y domiciliario. Se desarrolla en hogares porque necesita los recipientes con agua para completar su ciclo larvario. “Es una de las especies más abundantes en las urbes porque tiene la capacidad de criarse en recipientes asociados al entorno doméstico. En Argentina abunda en las ciudades de climas templados a cálidos, especialmente desde Buenos Aires hacia el norte”, dice Fischer.

2) Su vuelo es bajo, cercano a los pies. La investigadora detalló que el desplazamiento del mosquito es sigiloso y cercano a las extremidades inferiores. No hace ruido y no se acerca a regiones como la cabeza o los oídos.  “Por lo general cuesta verlo, uno se da cuenta de su presencia cuando ya es picado”, enfatizó.

3) Su temperatura ideal es entre los 25 y los 27 grados. Como todos los insectos, el ciclo de vida del Aedes aegypti se acelera entre los 25 y 27 grados centígrados, hasta que se muere por arriba de los 40. Cuando la temperatura es de 20 grados su desarrollo se ralentiza y se vuelve aún menos veloz a los 15. “Cuando su ciclo de desarrollo es más rápido, debido a la temperatura, hay más generaciones de mosquitos y un mayor número de adultos por unidad de tiempo”, indicó. Asimismo, «los entornos con sombra, húmedos y con mucha vegetación favorece tanto a los adultos como a los criaderos, porque no están expuestos a la insolación directa que dificulta la supervivencia”, agregó.

4) La que pica es la hembra. Ambos géneros del Aedes aegypti se alimentan de néctar y de jugos vegetales, “pero la hembra necesita una fuente extra de energía para madurar sus huevos, y la obtiene a partir de la ingesta de sangre”, describió la especialista.

5) La hembra pone alrededor de 60 huevos. Si bien esta cifra es un promedio, Fischer indicó que puede variar en función del tamaño de la hembra. “Una que vivió en un ambiente con más materia orgánica para comer, va a ser de mayor tamaño y va a poner más huevos que una larva más chica que pasó más hambre”, agregó.

6) Se reconoce por tener patas negras con rayas blancas. Esta es una de las principales características fisonómicas del mosquito vector. También las comparte con el Aedes albopictus, que también es transmisor del dengue, el zika y el chikungunya, pero que es de ámbitos más selváticos y en el país “sólo se lo halló en un área muy reducida de la provincia de Misiones”, apuntó la investigadora.

7) Las hembras copulan una vez y con un solo macho. La especialista apuntó que después del acto sexual, las hembras generan rechazo hacia otros machos. A su vez, una sola descarga de esperma queda almacenada en el cuerpo de las hembras, lo que les permite poner huevos en más de una ocasión hasta llegar a los 60.

8) Los machos viven una semana mientras que las hembras, entre 10 y 15 días. Según explicó Fischer, al momento de nacer, emergen un porcentaje de 50-50 entre machos y hembras. Sin embargo, terminan por circular más hembras ya que estas viven más tiempo.

9) Cómo llegó de África a América. El mosquito llegó en barriles con agua durante la época del tráfico de esclavos, que se realizó en barco durante el siglo XIX. “En esa agua venían las larvas y los huevos adheridos a los bordes de los toneles. Cuando las naves llegan a América, los mosquitos empiezan a reproducirse en los recipientes que hay sobre las costas”.

10) Proyectos para esterilizar machos que copulen hembras, sin dejar descendencia. En determinadas regiones de Brasil, existen proyectos en donde se liberan mosquitos estériles con el fin de que copulen a hembras sin dejar una descendencia. Por otra parte, en Nicaragua se propuso el uso de energía nuclear para esterilizar a los Aedes aegypti macho para que también copulen hembras por única vez y evitar crías. Sin embargo, para la investigadora “la mejor estrategia es eliminar los criaderos, algo que puede realizarse de persona a persona”.

PARA SABER

  • El dengue es una infección viral transmitida por mosquitos.
  • La infección causas síntomas gripales y en ocasiones evoluciona hasta convertirse en un cuadro potencialmente mortal llamado dengue grave.
  • En las últimas décadas ha aumentado enormemente la incidencia de dengue en el mundo. Alrededor de la mitad de la población del mundo corre el riesgo de contraer esta enfermedad.
  • El dengue se presenta en los climas tropicales y subtropicales de todo el planeta, sobre todo en las zonas urbanas y semiurbanas.
  • En algunos países asiáticos y latinoamericanos el dengue grave es causa de enfermedad y muerte en los niños.
  • No hay tratamiento específico del dengue ni del dengue grave, pero la detección oportuna y el acceso a la asistencia médica adecuada disminuyen las tasas de mortalidad por debajo del 1 %.