Redacción

Los cánceres de cabeza y cuello comienzan por lo general en las células escamosas que recubren las superficies mucosas dentro de la cabeza y el cuello (por ejemplo, en la boca, nariz y garganta). De acuerdo con datos de GLOBOCAN, México registró en el 2018, más de 2 mil nuevos casos de cáncer de labios y cavidad oral en todo el país, y más de 600 muertes por esta causa. Asimismo, durante el mismo año superó los 1 mil casos nuevos de cáncer de laringe y 800 decesos derivados de este tipo de cáncer.

Los cánceres de cabeza y cuello se clasifican por el área donde comienzan:

  • En los senos paranasales (los espacios que se encuentran alrededor de la nariz, dentro del cráneo).
  • Dentro y detrás de la nariz.
  • En la boca, lo cual incluye la lengua, las encías y el paladar.
  • La faringe (parte posterior de la boca y la garganta), que incluye tres secciones llamadas nasofaringe, orofaringe e hipofaringe.
  • En la laringe.
  • En los labios.
  • En las glándulas salivales, aunque estos cánceres son relativamente infrecuentes e involucran otro tipo de célula.

Los síntomas de los cánceres de cabeza y cuello pueden incluir un bulto o una llaga que no sana, un dolor de garganta que no desaparece, dificultad para tragar y un cambio o ronquera en la voz. Estos síntomas también pueden ser causados ​​por otras afecciones menos graves. Los síntomas se manifiestan en zonas específicas de la cabeza y el cuello:

  • Cavidad oral: Un parche blanco o rojo en las encías, la lengua o el revestimiento de la boca; hinchazón de la mandíbula, y sangrado inusual o dolor en la boca.
  • Faringe: Dificultad para respirar o hablar, dolor al tragar, dolor en el cuello o la garganta que no desaparece, dolores de cabeza frecuentes, dolor o zumbidos en los oídos, o problemas para escuchar.
  • Laringe: Dolor al tragar o dolor de oído.
  • Cavidad nasal. Senos paranasales congestionados que no se despejan; sinusitis que no reacciona al tratamiento con antibióticos; sangrado por la nariz; dolores frecuentes de cabeza, inflamación u otros problemas de ojos; dolor en los dientes superiores; o problemas con las prótesis dentales.
  • Glándulas salivales. Hinchazón debajo del mentón o alrededor de la mandíbula, adormecimiento o parálisis de los músculos en la cara, o dolor en la cara, en el mentón o en el cuello que no desaparece.

La Dra. Lucía Edith Flores, enlace médico científico en MSD Oncología
señala que “el consumo de alcohol y tabaco son los dos factores de riesgo más importantes para los cánceres de cabeza y cuello, especialmente los cánceres de la cavidad oral, orofaringe, hipofaringe y laringe.” Al menos el 75% de los cánceres de cabeza y cuello a nivel global, son causados ​​por el consumo de tabaco y alcohol.

“La infección con tipos que causan cáncer de virus del papiloma humano (HPV), especialmente tipo de VPH 16, es un factor de riesgo para algunos tipos de cánceres de cabeza y cuello, cánceres particularmente orofaríngeos que implican las amígdalas o de la base de la lengua”, indicó la Dra. Flores.

MSD realizará actividades de concientización usando el hashtag #CáncerCabezayCuello #MSDOncología, con el objetivo de fomentar el conocimiento sobre las señales de alerta, la importancia de las revisiones periódicas a bien de que puedan llegar a tener un diagnóstico temprano.

Actualmente, el cáncer es uno de los mayores desafíos de salud. MSD se une a las personas y familias que enfrentan esta enfermedad, así como con todos los médicos, investigadores, gobiernos, reguladores y defensores de todo el mundo que colaboran para superar este desafío. Trabajando juntos, podemos y progresaremos hacia la creación de un mundo sin cáncer.