Redacción

El cáncer es una enfermedad que provoca que algunas células del cuerpo crezcan descontroladamente, adquiriendo tamaños, formas y funciones anormales que destruyen las células vecinas e invaden otros órganos y tejidos.

Existen diferentes tipos de cáncer que reciben un nombre dependiendo de la parte del cuerpo que ataque esta enfermedad. El cáncer en la infancia y adolescencia es una prioridad en la salud pública de México, se estima que existen anualmente entre cinco mil y seis mil casos nuevos de cáncer en menores de 18 años.

En Jalisco, se estima una incidencia de seis casos por  cada 100 mil menores de 18 años de edad.

El mayor porcentaje de los casos se diagnostican de forma tardía, lo que disminuye de manera importante la posibilidad de curación. La sobrevida global para todos los tipos de cáncer en el país es de 50 por ciento si se detecta a tiempo, de ahí la relevancia de las estrategias dirigidas a la detección temprana de casos de cáncer infantil.

Una de las principales acciones que realiza la Secretaría de Salud Jalisco (SSJ) es la campaña permanente de búsqueda intencionada de casos sospechosos de cáncer en menores de 18 años en unidades médicas familiares de primer nivel de atención.

Dentro de los principales tipos de cáncer en menores de 18 años, la leucemia ocupa el primer lugar con el 80 por ciento de los casos. Los tumores sólidos detectados en la infancia se distribuyen de la siguiente manera:

  • Linfoma (36 por ciento)
  • Astrocitoma (16 por ciento).
  • Retinoblastoma (16 por ciento).
  • Neuroblastoma (11por ciento).
  • Nefroblastoma (11por ciento).

Si su hijo o hija presenta algún síntoma que pudiera estar relacionado al cáncer infantil, se debe acudir de inmediato a valoración médica para que se le realice un diagnóstico temprano y otorgarle tratamiento oportuno, que sea efectivo, de calidad y gratuito.

El tratamiento debe llevarse de manera constante y apegarse a lo prescrito por el médico. Bajo ninguna circunstancia debe auto medicarse.

Signos y síntomas a identificar por parte de los padres de familia

 Dolor de cabeza por las mañanas seguido de vómito, puede estar relacionado con cambios conductuales o alteraciones neurológicas.

  • Crecimiento o presencia de masa en el abdomen de crecimiento rápido y progresivo.
  • Fiebre persistente o intermitente de más de una semana de duración que no cede a tratamiento o uso de antibióticos.
  • Dolor óseo localizado, persistente, progresivo que le limita a actividades diarias como jugar.
  • Identificación de masa palpable en abdomen, con presencia de dolor, de crecimiento acelerado.
  • Manifestaciones en la piel como: coloración amarillenta, puntos redondos en la piel, moretones sin explicación de aparición, palidez progresiva sin causa aparente de más de tres meses de evolución.
  • Pérdida de peso o palidez general, sobre todo en mucosas, de más de tres meses de evolución sin alguna causa.
  • Sangrado anormal o sin motivo.
  • Moretones frecuentes en extremidades sin alguna causa de origen.
  • Bolitas en el cuerpo que no sean dolorosas, de crecimiento progresivo de más de dos semanas de evolución, principalmente en cuello, axilas o inglés.
  • Presencia de luz blanca o ausencia de reflejo rojo en uno o ambos ojos, se puede observar en una fotografía con flash del meno