Redacción

El trasplante de un órgano o tejido constituye uno de los avances terapéuticos más importantes en las últimas seis décadas, el cual se ha hecho posible gracias a la solidaridad de las personas a través de la donación altruista.

“La donación de órganos se puede hacer de un vivo y se puede realizar de un cadáver”, comentó el jefe de Capacitación y Vinculación Interinstitucional del Consejo Estatal de Trasplantes de Órganos y Tejidos en Jalisco (CETOT), José Eduardo Tapia Alcalá.

En todo caso, recibir una donación para sustituir el órgano dañado es, para muchos jaliscienses, la única opción para poder seguir viviendo y reintegrarse a una vida productiva, refirió el especialista.

De acuerdo con cifras del CETOT, de enero a abril de 2019 se han realizado en Jalisco, un total de 336 trasplantes, cifra que contrasta con los 5 mil 340 pacientes que a la fecha se encuentran en lista de espera para recibir un órgano.

“Lo único seguro que tenemos al nacer es el bien morir… cuando demos ese paso al otro lado; pues dejar el legado de la donación altruista de órganos y tejidos”, exhortó Tapia Alcalá,

Para el CETOT, órgano perteneciente a la Secretaría de Salud Jalisco (SSJ), el fomento de la cultura de la donación es una tarea permanente, porque sin este acto altruista no hay trasplante.

El Día Mundial del Paciente Trasplantado, que se conmemora este 6 de junio, es una oportunidad para compartir la trascendencia que significa el aumentar las donaciones, porque mayor será el número de vidas que podrán salvarse.

En el Estado, de los 336 trasplantes realizados (enero a abril 2019) el riñón es el órgano más demandado con 180, seguido de hueso con 77, córnea 68, hígado 10 y uno de páncreas. La mayoría de los trasplantes renales son posibles porque los órganos provienen de un donador vivo. “Un 80 por ciento de vivo relacionado, que son familiares y un 20 por ciento de trasplante cruzado, o personas que no son familiares”, informó el jefe de Capacitación del CETOT.

Tapia Alcalá, enfatizó en que este Consejo trabaja para que “cada vez haya más donantes cadavéricos, porque un donante cadavérico puede ayudar a más de ocho personas a través de la donación de órganos y a más de cien (personas) a través de la donación de tejidos”, lo que reduciría los tiempos de espera para recibir un órgano, actualmente “inscribirse en lista de espera para donante cadavérico es esperar más tiempo a que llegue la donación”.

Es importante mencionar que para concretar la donación se requiere que haya compatibilidad tanto del donador como del receptor, lo que se determina previamente con exámenes especializados. El órgano se otorga a título gratuito y no debe generar costo alguno a los receptores.

Cuando una persona decide en vida ser donante, es recomendable que la decisión la comparta con su familia, para que al momento de su fallecimiento su voluntad sea respetada.

Para mayor información puede acudir a las oficinas centrales del CETOT, ubicadas en calle Lago Tequesquitengo No. 2600, col. Lagos del Country en Zapopan, Jalisco o, bien, llamar a los teléfonos 3823-6886 y 3823-0844 de 08:00 a 16:00 horas de lunes a viernes.