Redacción

Hasta dos mil consultas anuales por hipotiroidismo brinda el Servicio de Endocrinología del Antiguo Hospital Civil de Guadalajara “Fray Antonio Alcalde”, siendo las mujeres las más afectadas por la enfermedad, catalogada como la de mayor incidencia de las entidades tiroideas que en su conjunto (hipotiroidismo, enfermedad tiroidea nodular, hipertiroidismo, cáncer de tiroides y otras), representan el segundo motivo más común de consulta de dicho Servicio, sólo después de la diabetes.

Así lo dio a conocer Héctor Alfredo Gómez Vidrio, Jefe del Servicio de Endocrinología del Antiguo Hospital Civil de Guadalajara, durante la Sesión General Académica que se realizó para conmemorar el Día Mundial de la Tiroides (25 de mayo) que se instituyó para recordar las funciones de la tiroides y sus enfermedades, ya que a pesar de su relativa frecuencia, existe un profundo desconocimiento de estas entidades clínicas entre la comunidad médica y en la población en general.

En este sentido, Gómez Vidrio explicó que existen síntomas que advierten a una persona sobre un posible hipotiroidismo. Recomienda acudir al médico endocrinólogo, para corroborar o descarta el diagnóstico, si hay cansancio y sueño sin razón aparente, piel reseca, poca sudoración, pérdida del cabello, lentitud en el pensamiento, frecuencia cardiaca disminuida, presión arterial baja, aumento de peso, trastornos menstruales en la mujer y en el hombre alteraciones en la función testicular y disfunción eréctil.

El tratamiento  para el hipotiroidismo es sustitutivo y se suministra de por vida. Las hormonas que usualmente produce una tiroides sana se toman vía oral. Este tratamiento debe ser supervisado por un médico con consultas al menos cada cuatro meses.

Asimismo, comentó que, en torno a las enfermedades de la tiroides existen muchos mitos, creencias y desconocimiento. “Por ejemplo, uno de los mitos es que si yo engordé es porque ando mal de mi glándula tiroides, eso no es cierto. Una deficiente función de la tiroides sí produce aumento de peso, de ahí la confusión, pero es un incremento discreto de peso. Pacientes hipotiroideas, sin tratarse por supuesto y con una evolución de seis meses a un año, pues han aumentado dos o tres kilos, pero eso de que yo aumente 20 kilos porque yo ando mal de mi glándula tiroides, eso no es cierto”, aseveró el especialista.

En cuanto al cáncer de tiroides, se dio a conocer que ocupa del 3 al 5% de todas las patologías tiroideas. El Servicio de Endocrinología detecta alrededor de 40 pacientes al año con alguno de los tipos de cánceres de tiroides, siendo el más agresivo el cáncer diferenciado de tiroides. La recomendación del especialista, principalmente para las mujeres ya que es un cáncer que afecta más a esta población, es auscultarse de manera periódica el cuello para detectar cualquier anomalía o presencia de ganglios o tumoraciones anómalas.

Durante el acto inaugural de la conmemoración del Día Mundial de la Tiroides, el doctor Rafael Santana Ortiz, director del Antiguo Hospital Civil de Guadalajara “Fray Antonio Alcalde”, recordó que para una salud óptima de la glándula tiroides es necesario el consumo diario de yodo, elemento que se encuentra añadido a la sal de mesa con la intención de que su consumo sea frecuente y accesible a toda la población. Asimismo, reconoció la importante labor del Servicio de Endocronología por realizar eventos académicos encaminados a fortalecer los conocimientos que proporciones a los médicos herramientas para un mejor abordaje con sus pacientes.

Las pláticas que se realizaron en conmemoración de esta significativa fecha fueron: Tratamiento avanzado del cáncer diferenciado de tiroides, por el doctor José Roberto Barrientos Ávalos; Efectos metabólicos y nutricionales de la enfermedad tiroidea: mitos y realidades, que dictó el doctor Miguel Ángel Polanco Preza; y Disfunción tiroidea en el embarazo: diagnóstico y tratamiento actual, impartida por el doctor Salvador Plascencia Pérez, todos médicos adscritos al Servicio de Endocrinología del Antiguo Hospital Civil de Guadalajara.