Redacción

Será itinerante para acercarlo a zonas de la ciudad en donde haya mayor cantidad de casos activos de COVID-19, donde urge la realización de pruebas PCR

Con ayuda de la empresa de tecnología biomolecular Genes2Life, la Universidad de Guadalajara (UdeG) habilitó este miércoles un nuevo módulo para la realización de pruebas PCR de COVID-19, mediante el Laboratorio Móvil Apolo.

Se trata de un vehículo acondicionado para operar como laboratorio de diagnóstico molecular, instalado en Rambla Cataluña, a un costado del Museo de las Artes (MUSA) de la UdeG.

Mediante tecnología robótica se podrá incrementar la realización de pruebas PCR en 300 o 400 diarias.

El Rector General, Ricardo Villanueva Lomelí, agradeció al equipo del Centro Universitario de Ciencias de la Salud (CUCS) y de Genes2Life por contribuir con una innovación que permitirá incrementar el número de pruebas en la entidad.

“Es un gesto más de Genes2Life que nos presten esta unidad móvil sin costo. Es una empresa que tiene todo mi reconocimiento, y es un orgullo mexicano. Es una empresa que se ha abierto para que los investigadores de la Universidad puedan colaborar en el desarrollo de soluciones científicas que salven muchas vida”, comentó.

En el inicio de operaciones, Villanueva Lomelí destacó que esta iniciativa se suma al ejemplo que ha manifestado Jalisco a escala nacional en el combate de la pandemia, con los 10 laboratorios de pruebas distribuidos en la entidad.

El Director de Genes2Life, Octavio García González, se dijo agradecido de la apertura de la UdeG y el Gobierno de Jalisco, así como con el equipo de ingenieros que hicieron posible la construcción del Laboratorio Apolo.

“Estoy orgulloso de participar tan activamente con un Estado que es el que más pruebas de  PCR está haciendo en México, el que está haciendo mayor vigilancia epidemiológica”, manifestó.

Será hasta el 4 de febrero que el Laboratorio Apolo estará en Rambla Cataluña, y a decir del Rector del CUCS, José Francisco Muñoz Valle, se trasladará a otros puntos donde urja la realización de pruebas PCR, sobre todo en zonas donde haya una mayor cantidad de casos activos de COVID-19.

“Este laboratorio móvil favorecerá el incremento de pruebas de entre 300 y 400 por día”, explicó el Rector del CUCS.

La Jefa del Laboratorio de Diagnóstico de Enfermedades Emergentes y Reemergentes (Ladeer) del CUCS, Alejandra Natalí Vega Magaña, informó que hay planes de emprender estrategias de realización de muestras PCR a manera de sondeos en planteles de la UdeG.

La Coordinadora General Estratégica de Desarrollo Social de Jalisco, Anna Bárbara Casillas García, reconoció que “siempre hemos encontrado fuerte apoyo con la UdeG. En la penúltima mesa de Salud tuvimos el reto de incrementar el número de pruebas y hemos seguido colaborando con todo; la respuesta de la Universidad siempre ha sido positiva”.

Será de atención peatonal y mediante drive thru

Al módulo itinerante de pruebas PCR podrán acudir ciudadanos tras concertar una cita mediante el número telefónico 33-3540-3001. Ahí se derivarán las citas ya sea en Rambla Cataluña, en el CUCS o en el Centro Universitario de Tonalá (CUTonalá).

“Una gran ventaja de este laboratorio móvil es que las pruebas se podrán tomar aquí mismo en el camión, porque tiene un área para la toma de muestra de personas que no puedan venir en automóvil”, explicó Muñoz Valle.

A la par, dijo, se habilitó un drive thru en la electrolinera de la UdeG, localizada a unos metros del Apolo, en la esquina de las avenidas Juárez y Enrique Díaz de León.

Dicho espacio tiene la capacidad de albergar hasta 30 automóviles simultáneamente, aseguró Vega Magaña.

“Las tomas serán por la mañana, de entre 8:00 a 11:00 horas, pero dependiendo de la carga de trabajo eso pudiera incrementar, así como el procesamiento de las muestras”, dijo la científica.

Tecnología biomolecular itinerante

El Laboratorio Móvil Apolo está instalado en una caja sobre un vehículo ISUZU Elf 300 y cuenta con dos distribuciones: un área de toma de muestras y un área de laboratorio.

Posee una altura de 2.2 metros, un ancho de 2.3 metros y una longitud de 7 metros, lo que permite la realización de operaciones de forma eficiente y segura.

El espacio trabaja con protocolos de reconocimiento nacional e internacional y sigue todos los protocolos de sanidad para los pacientes y quienes lo operan.

“Está equipado con un robot de extracción de ácidos nucléicos y trae sus campanas y termociclador para poder hacer la PCR. Se podrían hacer aquí otras pruebas como las de antígeno, pero por el momento no es necesario; el lugar está equipado para hacer procesos de biología molecular”, detalló Vega Magaña.