Redacción

Gracias al Programa de Rehabilitación Cardíaca, perteneciente al Servicio de Cardiología del Nuevo Hospital Civil de Guadalajara “Dr. Juan I. Menchaca”, pacientes que han sufrido algún evento cardiovascular han logrado reducir el riesgo de mortalidad en un 23% en comparación con aquellas personas que no se someten a esta rehabilitación, ello de acuerdo a un estudio realizado por el Programa que analiza los beneficios del mismo desde que inició en 2010.

Este Programa rehabilita un estimado anual de 120 pacientes con enfermedades cardiovasculares de base, con la intención realizar prevención secundaria y reducir el riesgo de un segundo evento, principalmente cardiopatías coronarias, que ponen en peligro la vida.

Esto lo dio a conocer la doctora Tania Guadalupe Hinojosa López, encargada del Programa de Rehabilitación Cardiaca del Servicio de Cardiología del Nuevo Hospital Civil de Guadalajara, quien recalcó la necesidad de contar con más programas como éste que contribuyan a aminorar el grave problema de salud que representan las enfermedades cardiovasculares, primera causa de muerte en México y en todo el mundo, ya que, informó, este Programa es el único en todo Jalisco en instituciones públicas de salud.

El Programa de Rehabilitación Cardíaca consiste en el manejo multidisciplinario para que el paciente aprenda de su enfermedad y se reintegre a la sociedad y a su vida cotidiana de una mejor manera en todos los ámbitos, social, físico y de salud mental.

Un equipo, constituido por cardiólogos, rehabilitadores cardiacos, nutriólogos, entrenadores físicos y psicólogos, controla factores de riesgo cardiovascular, realiza rutinas de ejercicio físico, brinda asesoría multidisciplinaria y evaluaciones nutricionales, psicológicas y médico- cardiológicas.

Uno de los objetivos de la rehabilitación cardiaca es mejorar la capacidad física del paciente, que se mide en mets (unidad de medida de índice metabólico). Una vez terminada dicha rehabilitación, que puede tener una duración de hasta dos meses acudiendo de lunes a jueves, un paciente puede incrementar su capacidad física de dos a tres mets. Se estima que por cada met ganado, el paciente reduce la mortalidad en un 15%.

Hinojosa López recalcó la importancia de la rehabilitación cardiaca en pacientes que han tenido un evento cardiovascular para prevenir un nuevo evento. Señaló que el sector salud debe trabajar más en ello, ya que en México la tasa de referencia de un paciente cardiovascular a un programa de rehabilitación, por parte de su médico tratante, es del 5%, cuando hay países que tienen tasas de hasta el 30%.

Asimismo, señaló que preocupa a los médicos que cada vez más pacientes jóvenes, menores de 40 años, llegan al programa después de haber sufrido un infarto.

El objetivo del Programa de Rehabilitación Cardíaca del Nuevo Hospital Civil de Guadalajara, además de mejorar la calidad de vida del paciente y evitar un nuevo evento cardiovascular, es educarlo para que conozca su enfermedad y sea consciente de los riesgos de no modificar de manera permanente su estilo de vida a uno saludable con alimentación balanceada y ejercicio.

 Para conocer más. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de muerte en todo el mundo. Cada año mueren por esta causa 17,5 millones de personas, un 30% de todas las muertes registradas en el mundo.