Redacción

Tras los excesos de fin de año y para iniciar el 2022 con hábitos de alimentación saludable, es necesario contrarrestar el consumo de alimentos de alto contenido en grasas saturadas, azúcares y harinas con una dieta alcalina, compuesta de frutas, verduras y bajo contenido de alimentos de origen animal, explicó la nutrióloga del Hospital General de Zapopan, Andrea Flores.

“Consumimos muchos alimentos energéticos durante esta temporada y casi siempre esos alimentos son ácidos, así que necesitamos contrarrestar esa acidez y convertirlo en algo alcalino. En este caso, las frutas y las verduras son más alcalinas, eso nos ayuda a que nuestro pH estomacal sea más equilibrado y por lo tanto nos dé más nutrientes”, especificó.

La especialista recordó que todas las enfermedades patológicas viven en un medio de acidez y que entre mayor consumo de frutas y verduras, menor probabilidad habrá de ser propensos a enfermedades que deriven de la mala alimentación.

Aclaró que estas recomendaciones son básicas para personas saludables y que se requiere de supervisión médica para evitar el otro extremo: los trastornos de alimentación como la bulimia y la anorexia.

“Obviamente es necesario venir a la consulta de nutrición para estar monitoreando, para tener el compromiso de que realmente se está haciendo el plan, para personalizar la dieta porque hay alimentos que son específicos para una persona y otros para otra. No es lo mismo la dieta de una persona diabética que la dieta de una persona saludable o un paciente con problemas renales”, recalcó.

El Hospital General de Zapopan tiene el servicio de consulta de nutrición de lunes a viernes de 8:30 a 12 horas y de 14:30 a 19 horas.