Sedentarismo: 4º factor de riesgo para desarrollar enfermedades crónicas

0
56

Redacción

Los niveles de inactividad física en el mundo han aumentado de tal manera que en la actualidad se considera una epidemia global y el cuarto factor de riesgo para el desarrollo de Enfermedades Crónicas No Transmisibles (ECNT). La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que hoy en día 5.3 millones de muertes anuales pueden asociarse de forma directa al sedentarismo.

Esta cifra es comparable a las muertes anuales atribuibles al tabaquismo a nivel mundial. La OMS calcula que en México 58.6 por ciento de los niños y adolescentes de 10 a 14 años, no realiza ninguna actividad física regular (esto es, participación en deportes organizados), y que más de 30 por ciento de la población adolescente y adulta es inactiva.

“Más del 60 por ciento de los niños y adolescentes, y cerca del 50 por ciento de los adultos, pasan más de dos horas diarias frente a una pantalla. Los adultos emplean en promedio 1.40 horas de su tiempo diario en transporte motorizado, y por lo menos 3.30 horas de su tiempo a estar sentados”, informó la coordinadora estatal del Programa de Alimentación y Actividad Física (PAAS), Alejandra Matías Serrano.

Durante los últimos años, los avances e innovaciones en la tecnología y la agricultura han provocado cambios en nuestros estilos de vida al reducir las labores físicas y el gasto energético y, con ello, se han integrado comportamientos sedentarios como trabajar en la computadora, ver televisión y trasportarnos en medios motorizados, por lo que los niveles de inactividad física en el mundo han aumentado.

Matías Serrano señaló que está demostrado que la actividad física practicada con regularidad reduce el riesgo de enfermedades cardiovasculares, diabetes, hipertensión arterial, cáncer de colon y cáncer de mama.  Además, es un factor fundamental para conseguir el equilibrio energético, el control del peso y fortalecer huesos y músculos. A nivel emocional mejora la autoestima y contribuye a disminuir ansiedad y depresión.

La experta precisó que la actividad física es cualquier movimiento corporal producido por la contracción de los músculos esqueléticos que utilice más energía que la gastada en reposo.

“Cualquier actividad física es mejor que nada. Sin embargo, la mayoría de los beneficios para la salud ocurren a medida que la intensidad, la frecuencia y/o la duración de la misma actividad aumenta, por ejemplo: caminata rápida, brincar, bailar, hacer yoga o jugar en el parque”, aconsejó.

Este 6 de Abril se conmemora el Día Mundial de la Actividad Física, que este 2019 lleva como lema: “Vida activa! Larga vida!”.