Uno de los efectos inmediatos que ya se está observando a partir del aislamiento por Coronavirus, es la disminución de contaminación, especialmente en sitios con una alta concentración de personas (locales y turistas). China mostró un cielo que hace muchos años no se veía: celeste, libre de smog, y esto se debía a la drástica disminución de vehículos, tránsito de ciudadanos y disminución de producción de fábricas.

En el caso de Venecia, la falta de turistas y tráfico de barcos a lo largo de los canales está teniendo algunos efectos positivos. Como es sabido, toda Italia está bloqueada debido al coronavirus, lo que significa que Venecia, una de las atracciones turísticas más grandes del país, está viendo mucho menos tráfico peatonal y de botes, incluso literalmente vacía por momentos.

Este drástico cambio ha llevado a que los residentes locales notaran un cambio en la calidad del agua de la ciudad.

Ya no es turbia, el agua del canal de la ciudad ahora es mucho más clara, e incluso puedes ver pequeños peces nadando.

El grupo de Facebook Venezia Pulita se ha llenado de fotos de los canales transparentes que los residentes publican junto a una serie de comentarios optimistas.

Un veneciano escribió: “Qué maravilla fue esta Venecia; este virus trajo algo … hermoso “.

Según el alcalde de Venecia, “el agua ahora se ve más clara porque hay menos tráfico en los canales, lo que permite que el sedimento permanezca en el fondo. Es porque hay menos tráfico de botes que generalmente lleva sedimento a la parte superior de la superficie del agua “.


La calidad del aire también ha mejorado, y la oficina del alcalde dice que el aire “está menos contaminado ya que hay menos vaporetti y tráfico de botes que lo habitual debido al movimiento restringido de los residentes”.