Redacción

Imagen de Steve Adcock en Pixabay

Con el fin de promover la adopción responsable de miles de cachorros que esperan formar parte de una familia, se estipuló el 23 de marzo como el Día Internacional del Cachorro, para crear conciencia en las personas sobre el cuidado que los animales de compañía necesitan.

A lo largo de la historia los seres humanos han desarrollado un vínculo importante con los animales al punto de lograr domesticarlos e incluso considerarlos como un integrante más de la familia. Y es que de acuerdo con cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), en México 8 de cada 10 personas con mascotas tienen un perro.

La influencia positiva de los animales de compañía en la salud y bienestar de las personas ha sido relacionada con efectos fisiológicos, psicológicos, psicosociales y terapéuticos. Tener un cachorro en casa ayuda a fortalecer los lazos familiares y proporciona diversos beneficios, como son: una vida social más activa, una excelente compañía para ejercitarse, reducir el estrés y mejorar la salud cardiovascular, entre otras.

“Entre los principales hallazgos de los beneficios de tener un cachorro, resaltan aquellos relacionados a la presión sanguínea, como son los efectos cardiovasculares por estrés y ansiedad, ya que acariciar, abrazar o hablarle a un perro ayuda a bajar los niveles sanguíneos durante estos episodios”,señaló Adrian Polo Jeréz, Coordinador Técnico de la Unidad de Animales de Compañía de MSD Salud Animal en México.

Sin embargo, el que llegue un cachorro a tu vida requiere de una serie de responsabilidades que se deben tomar en cuenta, pues son seres vivos que tienen el derecho de recibir respeto, amor, salud, cuidados y una alimentación adecuada. Al igual que todo bebé, necesitan de mucho amor y protección, no son objetos que se puedan comprar o regalar.

Además, como propietario primerizo de un cachorro, es importante saber que la socialización es el periodo (4 a 12 semanas de vida) más importante para el desarrollo de su comportamiento, su carácter y temperamento para cuando sea adulto, en este tiempo el cachorro aprende a interactuar con el medio ambiente y los individuos que lo rodean.2, 5

“Aunado a que el periodo de adaptación de un cachorro en su nuevo hogar es en promedio de 3 meses. También es recomendable iniciar el calendario de vacunación alrededor de las 6 semanas de vida, recordando que va a requerir varias dosis, según lo designe el Médico Veterinario”2explicó Adrian Polo de MSD Salud Animal en México.

En el marco del Día Internacional del Cachorro, MSD Salud Animal en México comparte algunas recomendaciones para una convivencia sana en caso de que decidas adoptar o tener un cachorro por primera vez:

  1. Reconoce las necesidades de un cachorro en crecimiento, todos los días necesita comer una dieta acorde a su edad, beber agua fresca, dormir, orinar, defecar, así como  jugar en un ambiente limpio y en un entorno apropiado (sin humedad, cálido, resguardado del contacto directo del sol o lluvia).
  2. Identifica las señales cuando necesita algo, estas pueden ir desde ladridos, gimoteos hasta mordisqueos. No te enfades con tu cachorro, podrías hacer que se sienta inseguro.
  3. Sé coherente y controla tu comportamiento, un perro equilibrado y bien entrenado es el resultado de cómo te relacionas con él.
  4. Usa palabras cortas para indicarle lo que quieres que haga. Si vas a ponerle la correa, di “correa”, si vas a caminar con él, di “junto”.
  5. No te frustres si no actúa con la rapidez que quisieras, recuerda que su periodo de adaptación es de mínimo 3 meses.
  6. Todas las personas que convivan con tu perro deben saber las reglas y las palabras que usas, darán a ambas partes la base de un lenguaje mutuo.
  7. Moldea su comportamiento con rutinas y repeticiones, incluso puedes apoyarte de premios para reforzar las conductas aprendidas.
  8. Dedica tiempo de tu día para entrenarlo, convivir y jugar con tu cachorro.
  9. Organiza tus horarios y el entorno, esto evitará que tu cachorro se quede mucho tiempo solo o bien que cuente con todo lo necesario para esperarte, por ejemplo, juguetes que pueda morder.
  10. Asegúrate de llevarlo al Médico Veterinario no solo para la administración de sus vacunas, desparasitación interna y externa, si no al menos dos veces al año para monitorear su salud, sin necesidad de que esté enfermo.

Celebra su día cuidándolo y consintiéndolo. Y recuerda, no compres, adopta. Hay cachorros que se encuentran en refugios de animales o en situación de calle a la espera de tener una familia. Si requieres más información sobre recomendaciones para su crianza, consulta la página PetFan y acude con el Médico Veterinario de tu confianza.