Gabriela Godínez García

La coordinadora estatal del programa de enfermedades diarréicas y cólera de la Secretaría de Salud Jalisco, María de los Ángeles Valdez Luna, nos dio a conocer que “en el Estado de Jalisco no tenemos cólera desde hace 18 años, lo cual significa que tenemos bajo control epidemiológico esta enfermedad en el Estado de Jalisco, sin embargo sabemos que hay otros países que sí son endémicos de esta enfermedad”.

La última pandemia de esta enfermedad en Jalisco fue de 1991 al 2001, por lo que recordó que “las epidemias inician con un caso el cual se disemina, el cólera como sabemos es una enfermedad diarréica y ésta se causa por la ingestión de agua o alimentos contaminados, así es como se disemina y se presentan este tipo de pandemias”.

El cólera, dijo, se controló con actividades de manera sectorial e interdisciplinaria donde participó todo el sector salud ISSSTE, IMSS, el ayuntamiento con la cloración del agua y el saneamiento básico que son las medidas que controlan este tipo de enfermedades diarréicas.

La especialista añadió que estas acciones dieron pie a que este tipo de epidemia desapareciera del Estado, gracias a la colaboración de las autoridades municipales en conjunto con las diversas instituciones de salud y la propia sociedad que ha creado conciencia. Es importante mencionar que el cólera es una enfermedad bacteriana, generalmente transmitida por el agua, que provoca diarrea y deshidratación severas, el cual es mortal si no se trata inmediatamente.

Fue en 1833 cuando en Guadalajara se presentó por primera vez el cólera morbus, la cual se diseminó por muchos Estados de la República y su efecto fue realmente devastador; falleció casi 8% de la población, la mayoría gente muy pobre que vivía en condiciones de miseria. Y en 1843 Manuel López Cotilla público en un informe sobre el cólera en Guadalajara que el número de muertos había sido de 3 mil 275, si se toma en cuenta que el número total de habitantes en ese tiempo era de 42 mil 142 el porcentaje de fallecidos fue de 7.8 por ciento.

Por último Valdez Luna  indicó que para evitar que nuevamente surja una epidemia de este tipo se recomienda: “Es importante mencionar que la sociedad tiene un papel esencial en este control, nos puede ayudar en mantener las medidas preventivas como principalmente el lavado de manos de manera exhaustiva, hervir los alimentos durante su producción, el transporte, la distribución, la preparación e incluso el consumo de estos”.